Según lo establecido en el Artículo 14 de la Ley Reguladora del Ejercicio de la Contaduría. Los Contadores deberán tener un sello en forma circular, que llevará en la parte superior el nombre y apellido completo del profesional, precedido del término “Contador Público”; si se tratare de personas jurídicas, llevará las palabras “Contadores Públicos”, y en la parte inferior la leyenda “República de El Salvador”. En ambos casos, deberá aparecer al centro el número de inscripción.

Para tal efecto, El Consejo de Vigilancia tiene a su disposición la siguiente variedad de sellos: